¿Cómo se puede eliminar un tatuaje? IML nos responde

7/11/12



Al principio parece una historia de amor perfecta: te enamoras de un dibujito de una libélula, te convences y te reconvences de que no te dolerá nada tatuártela en el tobillo, vas a un sitio de confianza y que utiliza material esterilizado (no debería ser de otra manera), y tras unos minutos más o menos dolorosos según la cantidad de crema anestésica que hayas utilizado, tienes lo que querías: un precioso dibujo en el cuerpo.

Pero lo que parecía un idilio destinado a durar eternamente empieza a convertirse en tu pesadilla: no te gusta cómo te queda, experimentas el síndrome del rechazo, más de una vez no has podido conseguir un trabajo por llevar un tatuaje, o sencillamente empiezas a desarrollar una fobia hacia las libélulas porque una (y todavía no sabes muy bien ni cómo ni por qué) te picó este verano en tu pueblo. Y en tu cabeza empieza a formarse una nueva idea: ¡quiero quitarme este tatuaje!

Llegados a este punto, es necesario plantearse que TODOS los tratamientos que se hacen en la piel deben ser llevados a cabo por auténticos profesionales. Pero es que en el caso de los tatuajes (tanto para hacértelos como para eliminártelos) es todavía más importante que sea así. Por suerte, un grupo de bloggers acudimos a una charla muy interesante en el IML (Instituto Médico Láser, en Madrid), donde nos resolvieron todas las dudas sobre eliminación de tatuajes. ¡Espero que os resulte útil la recopilación de consejos que nos dieron!
Para saber si es posible eliminar un tatuaje y cuánto se tardará en realizarlo, hay que conocer muy bien la clasificación de tipos de tatuaje:
 
-Temporales: El pigmento se implanta en la capa córnea que se renueva, por lo que se elimina solo y con el paso del tiempo. Ejemplo: tatuajes con henna o con pigmentos de colores.
-Permanentes: El pigmento se implanta en la dermis. Son los tatuajes convencionales permanentes.
-Micropigmentación: Tatuaje cosmético para delinear labios, cejas o nacimiento de pestañas, dura apróximadamente dos años si no se retoca. 
 
Dependiendo de quién haya realizado el tatuaje, existen otras tres clasificaciones: 
 
-Profesionales: Se realizan con un aparato especial para tatuar.
-Amateurs: Se realizan con tinta de rotulador, bolígrafo o cualquier elemento punzante como agua o alfiler.
-Accidentales: Por pólvora o asfalto, normalmente tras un accidente de tráfico.
 
Para eliminar un tatuaje es muy importante conocer el tipo de pigmento con el que se realizó el tatuaje. Éstos se clasifican en inorgánicos, orgánicos de síntesis y orgánicos no sintéticos.

- Inorgánicos: cubrientes y opacos son insolubles y muy estables frente a la luz y el calor. Se encuentran el óxido de cromo anhidro (verde), dióxido de titanio (blanco y el más difícil de eliminar), ferrocianuro férrico (azul) y óxido de hierro (rojo, negro, amarillo y marrón).
- Orgánicos de síntesis: sintéticos solubles, brillantes, menos cubrientes y menos estables. Son las sales de aluminio, calcio y bario.
- Orgánicos no sintéticos: prohibidos y sustituidos por colorantes sintéticos más estables, fiables y con menor riesgo de alergias. Se encuentran: carotenoides (derivados de la zanahoria), clorofilas (de las hojas de ortiga y espinacas), alheña (henna), negro vegetal (del carbón de madera), cristales de guanina e hipoxantina (de las escamas de los peces) y carmín de cochinillas (del insecto cochinilla hembra).

¿Una conclusión rápida? Que es mejor realizarte un tatuaje en blanco y negro porque es mucho más fácil de eliminar posteriormente. Los colores azules y verdosos suelen dar muchos problemas y necesitar muchas sesiones por la complejidad de las tintas empleadas.


Tatuaje de mariposas azules

Os dejo aquí unas preguntas frecuentes sobre la eliminación de tatuajes que espero que os aclaren vuestras dudas:

¿Se pueden eliminar tatuajes por dermoabrasión?
Sí. Este procedimiento permite eliminar tatuajes instantáneamente, pero es un procedimiento que raspa y agrede la superficie de la piel, por lo que es más recomendable utilizar un método láser.

¿Se pueden eliminar todos los tatuajes con láser?
Sí y no. Un único láser no sirve para eliminar todos los tipos de tatuajes debido a que cada color absore un tipo diferente de luz, por lo que se requiere una longitud de onda específica para cada tonalidad. De ahí que sea más fácil eliminar un tatuaje pequeño en blanco y negro.




¿Son fáciles de eliminar todos los tatuajes negros?
No, sobre todo si nos encontramos ante un tribal, porque se realiza con gran densidad de pigmentos. Según la experiencia de IML, el equipo ideal para estos casos debe combinar el láser Neodimio-Yag Q-Switched (1064 nm), aunque pueden servir los Alejandritas (755 nm).

¿Qué sucede con los tatuajes verdes y azules?
Son colores más difíciles de eliminar porque son los últimos que responden al láser al tener un pico de absorción variable y condicionado por la cantidad empleada de óxido de titanio o de zinc. IML aconseja un láser de Ruby-Q-Awithched aunque esté en desuso, un láser de polímeros que emita a 650 nm o un Alejandrita Q-Switched, que también sirve para las tonalidades mixtas de azul y verde.

¿Cómo se elimina un tatuaje y cuánto tiempo se tarda?
IML recomienda utilizar, en términos generales, un láser Q-Switched, ya que actúa sobre las moléculas de tinta sin afectar prácticamente al tejido circundante. Funciona destruyendo las partículas de pigmento alojadas en la piel y fraccionándolas de manera que los macrófagos del cuerpo (sí, sí, las "papeleras" que veíamos en Érase una vez el cuerpo humano) pueden "digerirlas" y eliminarlas de forma natural (vía sistema linfático). Estos procedimientos necesitan la utilización de crema anestésica una hora antes y crema antibiótica tras el mismo, para evitar infecciones. Normalmente, se necesitan entre 6 y 12 sesiones de láser para eliminar un tatuaje dependiendo de la cantidad y el tipo de pigmentos empleados.

En conclusión, lo más importante es que os dirijáis a un centro profesional que cuente con varios tipos de láser para eliminar los tatuajes, especialmente si son de varios colores o están en zonas más delicadas (como el rostro). ¿Mi recomendación? Si os vais a hacer un tatuaje (que yo no lo haría, sabiendo que lo que hacen es inyectar "piedras" de tinta que nuestro cuerpo intenta expulsar naturalmente todos los días sin éxito, y por lo tanto teniendo al sistema linfático en vilo), que sea pequeño y en blanco y negro.

En la página del IML podréis encontrar más información al respecto: http://www.iml.es/como-se-realiza-la-eliminacion-de-tatuajes-mediante-laser-en-iml.html

1 beauty adictas comentan:

Ellen dijo...

De momento tengo mis tatoos que no los quiero borrar pero si quizás algún día me decida por quitarme alguno, obvio que lo haré en mi centro de láser donde voy habitualmente. Siempre en manos de profesionales.
un besito
Ellen