La revolución del zapato cómodo da la bienvenida al verano

13/6/14

















¿Cuántas veces habéis sido "mordidas" por una sandalia? ¿A que hay momentos del verano en el que mataríais por haber escogido mejor vuestro calzado para evitar rozaduras, dolores de espalda o caídas en medio de la calle?

Como yo respondo un sí rotundo a las preguntas anteriores, no he podido resistirme a enseñaros mi selección de zapatos cómodos para este verano. Pero, ¡ojo!. Cómodo no tiene por qué significar feo. Es más, todo lo contrario. ¡Pasen y vean!

¿Adivináis de qué marca son? Seguid leyendo para descubrirlo :)



































UGG, Pa-tó y Alpe me son marcas que me gustan mucho porque tienen suelas cómodas, y están elaborados con piel para no hacer daño en las pieles más sensiblonas:






En esta imagen, mi selección de mis favoritos UGG para el verano:



Hace poco acudí a la presentación de la firma Alma en Pena, de quien es imagen  Vanessa Romero. Especializados en calzado-joya, su colección para este verano es una maravilla, y los precios son bastante asequibles (por lo que pude comprobar, rondan entre los 50 y los 70 euros para la mayoría de los modelos):



Y aquí os dejo algunas propuestas más de Alpe, Jessica Simpson, Pretty Ballerinas y Merkal Calzados. ¿Qué os parecen?

5 beauty adictas comentan:

Marina García dijo...

Son bonitos, sí señora. La verdad es que tenemos el prejuicio de que los zapatos cómodos, los que son buenos, son feos, y no es así. Abrazos.

El Rincón de la Cosmética dijo...

Yo me paso casi todo el verano en sandalias planas. Son comodísimas y además las hay super monas.

Un beso!

Mi Reino Por Un Gloss dijo...

@Marina García tienes toda la razón, tenemos muchos prejuicios contra los zapatos cómodos y son lo mejor!!

Mi Reino Por Un Gloss dijo...

@Marina García tienes toda la razón, tenemos muchos prejuicios contra los zapatos cómodos y son lo mejor!!

Mi Reino Por Un Gloss dijo...

@El Rincón de la Cosmética yo prefiero llevar un pelín de tacón para que no me duela la espalda, pero es cierto que una vez te acostumbras a ir de plano los tacones parecen una tortura china :) Un abrazo!