Probamos el restaurante Ponteareas, el auténtico sabor gallego en el centro de Madrid

13/10/13

La verdad es que no suelo hacer críticas gastronómicas en el blog porque tengo un problema de estómago, y tengo que adherirme a una dieta estrictamente mediterránea de la que sólo me puedo salir en contadas ocasiones. Por eso, las raras veces que escribo sobre restaurantes, es porque sus productos son de elevada calidad, y sus propuestas innovadoras y diferentes.

La preciosa barra del restaurante

Como fan que soy de la cocina de mercado, no podía dejar pasar la ocasión de conocer Ponteareas, una marisquería gallega que está dando mucho de qué hablar últimamente. Es un lugar donde ver y dejarse ver. Juana Acosta, Ana de Armas y la pareja Juanjo Puigcorbé y Lola Marceli son habituales de este restaurante.



Ponteareas es un ejemplo excelente de cómo se puede comer productos de excelente calidad con una decoración exquisita a la par que moderna. La decoración, a cargo de Agustín Granell Guadilla, ha conseguido modernizar un establecimiento asentado desde hace años en la capital. El empapelado con peces Koï transmite una atmósfera serena y moderna, en la que las recetas tradicionales parecen conjugarse con propuestas más modernas velando siempre por la frescura del producto.


Mi experiencia en este establecimiento no pudo ser mejor. Pedro, el fantástico maître de este establecimiento, nos propuso un menú degustación basado en nuestros gustos. Por nuestra mesa desfilaron unas croquetas de bogavante y calamares en su tinta que eran, literalmente, las mejores que he comido en mi vida; una magnífica ensaladilla rusa con langostinos; unas zamburiñas a la plancha fresquísimas; una ternera gallega impresionante y una de las mejores merluzas de pincho que he tenido el placer de degustar. Todo ello bien maridado con diferentes vinos y con el remate final de unas exquisitas filloas.

Además del placer de comer platos bien preparados con ingredientes de alta calidad, pudimos disfrutar de un servicio muy cuidado, en el que los camareros estaban atentos a todas nuestras necesidades (al revés que en otros establecimientos, donde parece que tengas que perseguir y rogar al camarero para que te traiga una segunda bebida). Las buenas explicaciones de los platos, el ambiente relajado y las preciosas vistas a los jardines pusieron el broche de oro a una fantástica comida.


Algunas os diréis que las bloggers/periodistas siempre recibimos un buen trato porque los establecimientos saben que hablaremos de ellos después. Sinceramente, no siempre es así. Y, además, he comprobado la calidad del producto y del servicio de Ponteareas a través de otros compañeros de trabajo, que desde mi experiencia han utilizado este restaurante para comer con clientes y siempre han salido muy satisfechos.

Por si fuera poco, el restaurante propone dos espacios: uno más desenfadado con una bodega de vinos  donde se pueden consumir delicatessen como los chipirones rellenos con hogaza de maíz y ali oli de hinojo o los berberechos con espuma de salsa verde, y el comedor (donde probé el menú degustación), en el que una gran cristalera ofrece unas vista a una zona ajardinada. 

Para más información, www.restauranteponteareas.es

Restaurante Ponteareas
C/ Claudio Coello 96
Madrid

0 beauty adictas comentan: