Tratamiento antiestrés de Cos Esvelt: filosofía zen en la costa catalana

8/10/12



Tengo que admitir que soy una presa fácil para la astenia provocada por los cambios de tiempo. Y especialmente cuando acaba el verano y empieza el otoño (a pesar de que es una estación que me gusta mucho). Los cambios de luz afectan muchísimo al ritmo circadiano de cada persona (es decir, la regulación de sus ciclos internos de comida, sueño y actividad), y en mi caso es bastante notable.

Además, si la época del otoño coincide con retos personales o profesionales muy importantes, es más que probable que el estrés haga mella en nuestras vidas. Y no en la forma más coloquial por la que parece que todos estamos estresadísimos porque tenemos una agenda muy apretada (hay gente para la que es vital estar ocupada), sino en la versión más negativa y más dañina.

Por eso me ha gustado mucho la propuesta de Cos Esvelt, un precioso centro de fisioestética (fusión de técnicas de fisioterapia con técnicas de estética) ubicado en Lloret de Mar, una región de lo más cuca de la que ya os hablé en mis aventuras por Girona.




La idea de este tratamiento es que cada persona saque de dentro todo lo que le impide estar y sentirse bien. En la mayoría de los casos, los culpables son nudos emocionales que provocan contracturas, nerviosismo (con la consiguiente lentitud en las digestiones), insomnio e incluso ansiedad.

El centro Cos Esvelt está regentado por Celia y Loli Méndez, dos fisioterapeutas, osteópatas y esteticistas que combinan las técnicas de estos tres campos de conocimiento para conseguir el bienestar general de sus pacientes.

Dejar de pensar

Si os digo que no penséis en un oso polar, ¿qué aparece en vuestra mente? Un oso polar. Dejar de pensar no es nada sencillo. De hecho, es una tarea prácticamente imposible. Pero en el Centro Cos Esvelt han desarrollado una técnica corporal que pone en movimiento y tensión la cadena anterior y posterior de la musculatura corporal, haciéndola trabajar al mismo tiempo para "cansar" a los receptores que llevan la información al cerebro. Con eso se consigue que durante una fracción de segundo el cerebro desconecte y  podamos dejar atrás todos los pensamientos que nos impiden alcanzar el bienestar.

Una filosofía zen

Según las terapias orientales, llegar al "negro absoluto" es dejar de pensar y conseguir el relax absoluto. A mí me ha sucedido que, en épocas de gran estrés personal y/o profesional, me cuesta relajarme incluso cuando me dan un masaje. Me veo tan a gusto tendida en la camilla cuando, de repente, me asaltan pensamientos de lo más banales (¿he comprado todo lo que hacía falta en el súper?, ¿tendré suficientes pendientes para el siguiente Nómada Market?). Así que no se lo pongo fácil a los terapeutas.

Pero si alcanzara el negro absoluto del que hablan los orientales, conseguiría un momento de desconexión en el que se puede trabajar con las emociones y los nudos de los que no somos conscientes. En cierto sentido el cuerpo reacciona de manera similar al recibir una sesión de Reiki: puede estar relajado, temblando, con sensación de inmovilidad, con sensación de relajación o simplemente llorando. En realidad, lo que el cuerpo hace es soltar las emociones que le están afectando y se libera de la tensión. En este sentido, las terapeutas de Cos Esvelt trabajan el plano físico para ayudar al plano emocional.

Resultados

Las tensiones que acumulamos día tras día pueden provocar nudos interiores que acaban bloqueando funciones o creando alteraciones. Con una única sesión desaparece el peso del estómago, los pulmones se abren, la espalda y la nuca se relajan y, en ciertos casos, vientre y estómago se deshinchan reduciendo hasta una talla por el desbloqueo de la zona digestiva.

DURACIÓN: de 2 a 4 horas / PRECIO: 300 €

Para más información, podéis contactar directamente con el Centro Cos Esvelt en el 972 369 456.

Y si queréis alojaros en Lloret de Mar, no puedo dejar de recomendaros el Hotel Guitart Monterrey, un precioso hotel de cinco estrellas con un estupendo spa en el que os tratarán como auténticas reinas. ¡Palabrita de beauty blogger que lo ha probado!

0 beauty adictas comentan: