Escape: llegan a Madrid las manicuras eco-friendly

28/3/12


Me encanta comprobar cómo está cambiando nuestro país en lo que a belleza se refiere. Hasta hace relativamente poco, las innovaciones del mercado internacional llegaban tarde y a unos mercados prohibitivos. Actualmente existen un montón de marcas que vienen de todas las partes del mundo gracias a la innovación de cadenas como Sephora, a quienes hay que reconocer el mérito de innovar con cada temporada.

Pues bien, desde hace unos años también han ido apareciendo nuevos conceptos de beauty spaces. Y el que más furor ha causado, sin lugar a dudas, ha sido el de los nails bar. Y como no todos son iguales, hoy quiero presentaros el centro Escape (Lagasca, 30), un nuevo concepto de manicura y pedicura inspirado en un estilo de centros de belleza que hace furor en Nueva York.

Fundada por una antigua broker neoyorkina, la intimidad y el relax son las claves del negocio. La primera diferencia que encuentro con otros es que es un centro con estancias privadas para una manicura relajada a solas o en la compañía privada de hasta de cuatro amigas, al más puro estilo Sex and The City. Un momento de desconexión mientras se disfruta de un té cortesía de la casa y un agradable masaje de manos-brazos y pies-piernas. 

Una cosa muy importante en este tipo de centros es el máximo rigor higiénico. Aunque parezca mentira, al utilizar instrumentos de corte es imprescindible la pulcritud, para evitar el contagio de enfermedades a través de la sangre o del contacto con los tejidos. En Escape inciden en que todo el material se esteriliza después de su uso en un autoclave de grado médico, idéntico al que se utiliza en las consultas de odontología. Así se evitan posibles contagios de enfermedades dermatológicas como hongos o pie de atleta, o, simplemente, se tranquiliza a aquellos clientes a quienes disgusta que su piel entre en contacto con objetos que no guarden plena asepsia. 
Además en ESCAPE se apuesta por los productos ecofriendly, naturales, orgánicos y sin parabenos, ni toluenos, ni formaldehídos, algo poco frecuente en la mayoría de los esmaltes de uñas actualmente en el mercado y que garantiza el respeto por el medio ambiente y una buena salud de la uña.Y con un colorido variado y sorprendente, ¡porque ser eco-friendly no está reñido con ser muy fashion! Se trabaja con esmaltes de las marcas Essie (sus incondicionales se extienden desde la Reina Isabel de Inglaterra a Charlize Theron), Zoya y los cotizados esmaltes de Deborah Lippmann, responsable de las manos perfectas de muchas celebrities habituales de la alfombra roja como Sarah Jessica Parker Renée Zellweger, Kate Winslet, Madonna, Lady Gaga… Y con productos Pure Fiji, 100% naturales y no testados en animales.¡Todo un lujazo!

Os recuerdo la dirección: ESCAPE, C/ Lagasca 30, Madrid, Tel: 91 432 17 85

1 beauty adictas comentan:

Anónimo dijo...

Lo conoci de casualidad ya que vivo en la zona, todo muy limpio y esterilizado, los productos si, muy agradables huelen bien pero és algo que le restas importancia a los 5 minutos despues de salir del centro, para mi lo mas importante és el trabajo que me realicen y que la manicura o pedicura me dure bien hecha, y esto fue lo que mas me gusto perfecta durante 10 dias y la pedicura ya ni te digo! Yo creo personalmente que estos sitios son un exito pero por quien trabaja no por su estilo ni por su diferencia en cuanto a manicuras se trata, al fin y al cabo és algo trascendental, y no és un tratamiento progresivo o algo permanente, al caso que lo que mas me gusto fue el trabajo de la chica que me atendio, aunque me parecio fatal que la manicura me la hiciera de pie por orden de la dueña, és un trabajo muy preciso y nunca he visto a nadie que tenga que trabajar de pie haciendo una manicura me parece fatal!!! Volvere por la chica, no por el concepto ni forma de trabajo del sitio