Red Carpet Beauty Party en el Palacio Fortuny

2/1/12

Aunque la Navidad empieza oficialmente cuando se termina el calendario de Adviento, para las bloggers de belleza se suele adelantar esta fecha con la ya tradicional Beauty Party que organiza Inma, periodista y blogger de Beautyvictim.



Así que el pasado 2 de diciembre un nutrido grupo de bloggers de belleza y moda nos dimos cita en el Palacio Fortuny para conocer de primera mano las novedades de las marcas que nos estaban esperando. Y si bien la anterior edición tuvo como tema los jardines, en esta ocasión nos esperaba una preciosa alfombra roja que nos hizo sentir como auténticas celebrities durante una tarde llena de belleza, glamour y buenas compañías. No es de extrañar que se escogiera esta temática, ya que además se celebraba el 5º aniversario del blog Beautyvictim.

¿Y qué novedades presentaron las marcas?


Jean Paul Gaultier nos recibió con un impresionante póster de Jon Kortajarena (¡ay, que me mareo de pensarlo!) para anunciar el próximo lanzamiento de su fragancia Kokorico, que no llegará a España hasta el mes de febrero. La fragancia es muy curiosa tanto en el concepto como en el contenido, puesto que su nombre hace referencia al grito de guerra de los gallos en francés (significa, literalmente, “¡quiquiriquí!”), y hace alusión al símbolo del país vecino: el gallo. Así que el hombre Kokorico es muy viril, muy seductor… y con un punto “canalla” y “gallito”.

Las notas principales de la fragancia son, curiosamente, tan exóticas como el cacao, higo, cedro, vetiveria y pachulí. ¿Os parece una combinación rara? Lo cierto es que yo no había olido nada parecido, pero me gustó la mezcla de los diferentes aromas, porque parecen simular las distintas facetas de un hombre: tierno, dulce, fuerte, intenso, viril…

Llama especialmente la atención el cuidado que han puesto en el packaging, y la creación de una botella única para encerrar su nuevo aroma. El frasco es un juego de contrastes, casi un trampantojo, y según se va girando permite apreciar la silueta de la cabeza de un hombre, mientras que mirado de frente toma la forma del clásico torso de Gaultier. Todo un visionario.

Y de fragancia en fragancia y tiro porque me toca, llegamos al stand de BoMonde, una tienda de fragancias nicho que me gustó mucho. Tras darnos un cursillo acelerado de las familias de perfumes más básicas, pudimos oler y tocar una recreación de su tienda. ¡Y qué maravilla! Me llamó mucho la atención que tuvieran fragancias tan exquisitas como Juliette has a Gun, que es una de mis preferidas y es súper difícil de encontrar en España.

La firma suiza Mavala nos sorprendió con un bar de uñas del que todas salimos guapísimas. Yo ya conocía la marca, pero me gustó especialmente cómo tratan de respetar la uña natural por encima de todo. Me explico: normalmente se tiende a utilizar esmaltes con pigmentos intensos (verdes, azules, rojos…) y si no se aplica una base primero el resultado es que, al desmaquillarlas, se nos quedarán de ese color por los siglos de los siglos (o, lo que es peor, amarillas). Pero en Mavala nos enseñaron un montón de truquitos para evitarlo, y probamos sus bases de esmalte de secado súper rápido. ¿El resultado? Una mayor intensidad del color, protección de la uña (os puedo jurar y perjurar que las mías no sufrieron para nada) y una mayor duración de la manicura.

Otra cosa que me llamó mucho la atención fue el tamaño mini de sus esmaltes de uñas, para que se puedan utilizar antes de que caduquen y no sea necesario tirarlos.

Para mí el producto estrella fue Mavadry, un top coat de secado ultrarrápido y resultados increíbles. Aporta muchísimo brillo, apenas huele y te deja las uñas listas en unos minutos. De verdad, de los mejores que he probado nunca.

Y el colorido de los esmaltes era espectacular: os recomiendo especialmente los tonos azul denim que tienen esta temporada y un tono naranja que probaron varias bloggers y que queda espectacular en invierno. ¡Menos mal que se ha acabado la tiranía de los colores oscuros para el invierno y los claros para el verano!

Pero si pensabais que ya nos habían puesto lo suficientemente guapas, estábais equivocadas. En el recorrido conocimos la marca Ardell, especialista en pestañas postizas realizadas con cabello natural y adoptadas por muchas celebrities en los Estados Unidos. ¿Una de las adeptas? Eva Longoria.

Me gustó mucho su amplia gama de producto, porque tienen desde grupitos de pestañas para aumentar el espesor hasta pestañas postizas completas para un total look festivo. Yo probé unas exageradísimas, y la verdad es que los resultados me hicieron mucha gracia. Lo que no me hizo tanta gracia fue tener que despegármelas en casa, porque aunque esta operación es normalmente muy sencilla, la persona que me las aplicó me puso pegotes de pegamento en mis pestañas naturales más allá de lo necesario en la raíz. ¿El resultado? Una hora de reloj intentando desmaquillarlas con cuidado para que se fueran los restos, varias pestañas menos y una semana sacando restos de pegamento. Lección aprendida: lo mejor es que os las pongáis vosotras en casa con poquito pegamento y una buena dosis de paciencia.

No obstante, esto no quiere decir que no vaya a repetir con esta marca. Las pestañas son espectaculares, de una calidad increíble y quedan muy naturales. Lo mejor es dejarse asesorar para que te digan qué tipo de pestañas te queda mejor según lo que necesites. Yo me he hecho fan de los grupitos de pestañas que puedes ponerte cerca del rabillo del ojo para abrir un montón la mirada.


Otra de las firmas que nos recibió en la planta de arriba fue Skeyndor. Esta marca me gusta especialmente porque es española y lleva más de 40 años en el sector profesional. Durante la presentación me realizaron un tratamiento facial con Vitamina C y mesoterapia virtual. Lo cierto es que es una técnica muy curiosa, con mínimas molestias (simplemente se nota el cabezal frío al final durante unos minutos) y con resultados increíbles. Me quedó una piel hidratada y jugosa durante más de una semana, y creo que es un tratamiento muy adecuado para cuidar la piel en invierno.



Así que, con mi cara limpia e hidratada, las manos perfectamente maquilladas, unas pestañas postizas de infarto y mucho buen humor fui a probar la base de maquillaje en aerógrafo de Airbase. Me gustó porque deja un resultado súper natural y uniforme, es rápido y fácil de utilizar y permite dar un montón de efectos. No obstante, y aunque supuestamente no mancha el cabello, sí que me dejó manchadas las pestañas postizas, que son de pelo natural. Así que ya sabéis: primero la base y luego las pestañas ;)


Como viene siendo habitual, los centros médico-estéticos Hedonai participaron en la fiesta para hablarnos de cómo mejorar estéticamente las manchas con láser. No hay que olvidar que el invierno es una buena época para someter a la piel a este tipo de tratamientos, ya que la menor radiación solar permite una recuperación más rápida.


Y finalmente pude pasar por el precioso tocador de Solana & Rojano, que estaban peinando y retocando el maquillaje de las bloggers asistentes. En una entrada anterior ya os hablé de las divertidísimas beauty parties que organizan en su salón de la calle Serrano, y viendo lo guapísimas que habían dejado a mis compañeras no me cabe duda de que son unas profesionales estupendas. ¡Os las recomiendo!


No quiero acabar este post sin agradecer la profesionalidad y el cuidado con el que las marcas, el equipo del Palacio Fortuny y, por supuesto, Inma, organizaron el evento. ¡Muchísimas gracias!

*Imágenes cortesía de Inma, del blog Beautyvictim

0 beauty adictas comentan: