Un año 10

25/1/10

Es curioso. A veces caigo en las cosas más tontas después de reflexionarlas durante mucho tiempo. Los que me conocen saben que de repente puedo exclamar (como si me hubiera iluminado la luz de la sapiencia de forma momentánea): "¡Claro! Jamón serrano... ¡viene de sierra!". Y quedarme tan feliz con mi descubrimiento durante el resto del día.

Pues hoy, gracias a una amiga, he tenido otra revelación prodigiosa: el año 2010 va a ser un año estupendo. De hecho, de todo el milenio es el único que va a ser "el año 10", literalmente, por lo que yo me he propuesto aprovecharlo a tope para sacar lo mejorcito que pueda ofrecerme.

Así que aprovecho Mi Reino Por Un Gloss para felicitaros (con tardanza y alevosía) el año nuevo y compartir con vosotr@s algunas de las cosas que me he propuesto:

- Voy a apuntarme a danza del vientre tribal. Tiene buena pinta y algunas de mis mejores amigas van, así que yo me apunto de cabeza. No puede ser mucho más torturador que una clase de sable, ¿verdad?

- Va a dejar de darme pena usar El Pintalabios por si se gasta. Parece una chorrada, pero cuando me gusta mucho algo que es de edición limitada me da cosa usarlo mucho porque luego no hay forma de encontrarlo. Craso error. Las cosas están para disfrutarlas, así que con los morros pintados hasta para ir a la compra, ¡que para eso me sienta estupendamente, jolines!

- Voy a establecer un Tratado de Convivencia Pacífica con mi celulitis y voy a evitar mirarla en el espejo. Sí, como los niños pequeños cuando se tapan los ojos pensando que si no ven algo quiere decir que no existe. Un gran método. De verdad, probadlo, porque seréis más felices.
(NOTA al tercer propósito: el otro día estuve en un desfile de modelos de lencería y todas las chicas eran estupendísimas, monísimas...¡y cargaditas de celulitis! Muajajaja, nadie se libra, así que a lucirla sin complejos)

- Voy a poner orden en mis neceseres. No puede ser que los pintalabios estén mezclados con los gloss y las máscaras de pestañas. Así nadie encuentra nada, y si vas con prisa (como es habitual en mí) puedes confundir tu rimmel con un magnífico gloss negro (como le pasó a servidora). El resultado es interesante, pero poco recomendable. Cuando notas que tienes las pestañas pegadas deja de parecerte guay el invento.

- Voy a dejar de anotar todas mis ideas de reportajes en servilletas y en papeles de propaganda porque luego se pierden. Para eso tengo una magnífica Moleskine que va a hacer las veces de Nomenclator en mi vida... pero sin rascarme la espalda ni llevarme las bolsas de la compra :(

- Voy a aceptar que mi pelo tiene vida propia, que ya hace tiempo que dejé de crecer y que en mi armario no cabe más ropa. ¿Por qué? Porque así eres muuucho más feliz. ¿Que tu pelo tiene un mal día? Lo domas a golpe de sérum. ¿Que tu armario rebosa? Abre con generosidad el cajón de las camisetas y dale alguna a tu hermana pequeña o tu mejor amiga. ¿Que te ves bajita y tu novio, que ya mide más de 1.90, pasa la gripe A y pega otro estirón? Le obligas a comprarte unos taconazos en rebajas, ¡porque tú lo vales!

Y vosotr@s, ¿qué os habéis propuesto para este año 10?

4 beauty adictas comentan:

Drusilada dijo...

Muchas gracias por enlazarme!!! siempre es un placer leer vuestro blog!!!
un beso!!

Fashion and Beauty Now dijo...

¡Magníficos propósitos para este año que esperemos que sea 1o de verdad! (toquemos madera) ;)

Javato dijo...

Un post estupendo! :D

Fashion dijo...

Jajaja, me han encantado tus propósitos, yo comparto lo de que las cosas hay que disfrutarlas (aunque se gasten o se acaben) y lo de la celulitis. Y, claro, el 2010 va a ser un año 10, por supuesto que sí!! Besitos